11/6/13

{MERCADO EN LA CENTRAL, VOL.1}

Esta vez para acudir al Mercado de La Central, decidimos ponernos el "traje" de reporteros, podíamos habernos puesto el de buzo por el diluvión que cayó a primera hora de la mañana, pero el tiempo dio una tregua y a lo rana Gustavo, nos dirigimos a nuestro destino.

Se hizo un poco raro entrar en el mismo espacio y comprobar que a su vez, todo era distinto, nuevos stand, nuevas caras, pero mucha gente y el buen ambiente de la primera vez.
En esta ocasión decidimos ir directamente a la planta baja y allí encontramos verdaderas maravillas y gente muy interesante.
En el "txoko" de espacios intermedios, nos topamos con tres mujeres que habían instalado un taller para niños con el  tema del Jardín como espacio de juego.
Un taller súper interesante, que según nos contó Estitxu, a grosso modo comenzaban con una introducción histórica sobre la evolución del concepto de jardín en el tiempo y en diversas culturas, para acabar mostrando la visión actual de los jardines en diferentes zonas de Europa, en muchos casos nada que ver con lo que tenemos nosotros en la ciudad.
Los niños después creaban su propio ideal de jardín construyéndolo en una cajita de cartón, con ilustraciones preciosas y plantando en ellos sus propias semillas.
Estas chicas prometen y nosotros ya hemos reservado plaza para hacerles una entrevista  más adelante.




También nos encontramos con los muebles vintage de Iciar Calderón, o El Taller de Chloé, que es lo mismo, decorado con mucho gusto, delicadeza y auténticas piezas recuperadas con mimo y cariño para un nuevo uso. De Iciar también tendréis noticias en breve.





Seguimos nuestra andadura entre ropa, objetos de decoración, y nos topamos con el particular mundo de la artista Lechien, fotógrafa de profesión pero con un espíritu muy inquieto que le lleva a explorar su lado más artístico.
En su stand podías encontrarte desde fotografías llenas de nostalgia, grabados, cerámica y joyas artesanales, que como ellas nos decían son únicas e incluso da pena desprenderse de ellas, porque nunca habrá otras iguales.
No dispone de espacio físico en la ciudad donde poder vender y esta era su primera experiencia en un mercado, un buen lugar para conocer gente y darse a cocer.










































Mas adelante, estaba el stand de La Casa de los Roper, familiares de la mítica tienda Ganbara, que han creado un espacio propio en internet, donde aglutinan productos de diseño vintage y de la más rabiosa actualidad.
Lucía nos comentó que trabajan con estas dos vertientes de artículos y que también trabajan mucho con crafters y artesanos, como pudimos ver en la joyas y pajaritas de tela que adornaban el stand.
Les gusta moverse por mercados y ferias, más que como participantes de las mismas, como cazatendencias. Está también era su primera incursión" mercadil".
























































El jueves  en el blog, más de lo que  dio de sí este mercado tan interesante.

2 comentarios:

Hodeia Handmade dijo...

Que fotos mas bonitas oye!

Pasate si te apetece, estoy de sorteo:) http://www.facebook.com/HodeiaHandmade

lou dijo...

Mucahs Gracias Hodeia, ya me daré una vuelta por tu facebook